What’s new in MSK Imaging (Spanish) – April 2021

1 año ago

Traducido por Maria Lucia Brun Residente Radiología Cuarto año Fundación Santa Fe de Bogotá.

Rv Daniela Segura Radióloga – ACORE Team Leader Colombia 

 

Evaluación de simuladores de pacientes (fantomas) de Tomografía Computarizada (TC) de 67,392 exámenes de acreditación del American College of Radiology: Implicaciones para el cribado oportunista de osteoporosis mediante TC 

Robert D. Boutin, MD, Andrew M. Hernandez, PhD, Leon Lenchik, MD, J. Anthony Seibert, PhD, Dustin A. Gress, MS and John M. Boone, PhD 

American Journal of Roentgenology 

https://www.ajronline.org/doi/abs/10.2214/AJR.20.22943 

Antecedentes: El uso de la TC para detectar la osteoporosis es posible debido a la mayor disponibilidad de software para mediciones automatizadas de atenuación ósea y valores normativos de atenuación ósea de grandes cohortes. El impacto de la calibración del escáner de TC y la inconsistencia de las mediciones de atenuación entre los diferentes fabricantes de TC dificulta la estandarización de los factores técnicos utilizados para la evaluación del hueso mediante TC. Para establecer la validez técnica de un biomarcador de imágenes cuantitativo, es crucial determinar cómo funciona una prueba con objetos de referencia en condiciones controladas, incluida la determinación del sesgo (error de medición sistemático). En la práctica clínica, el control de calidad de la TC se evalúa habitualmente con un fantoma de imágenes estandarizado que contiene objetos de referencia conocidos. El fantoma del Colegio Americano de Radiología (ACR por sus siglas en inglés) contiene objetos de referencia integrados que permiten la evaluación de varias características, incluida la atenuación. Este fantoma se utiliza ampliamente y el ACR recopila los datos de acreditación de varios fabricantes de TC. 

Preguntas: ¿Existe un sesgo sistemático en las mediciones de atenuación entre los escáneres de TC producidos por diferentes fabricantes? ¿Cuál es la relevancia de este sesgo en el cribado oportunista de la osteoporosis? 

Diseño: Estudio retrospectivo 

Criterios de inclusión: Los datos de precisión de la atenuación (módulo 1) obtenidos entre enero de 2011 y agosto de 2018 utilizando el fantoma de acreditación de TC del ACR (modelo 464, Gammex) se evaluaron retrospectivamente para evaluar las posibles diferencias en las mediciones de atenuación entre cuatro fabricantes de escáneres de TC para el protocolo del ACR de TC abdominal de adultos. 

Métodos: Los datos sobre la precisión de la medición de la atenuación se obtuvieron utilizando el fantoma de acreditación del ACR y se evaluaron de forma ciega para cuatro fabricantes de TC (8500 presentaciones de acreditación para el fabricante A; 18,575 para el fabricante B; 8278 para el fabricante C; y 32.039 para el fabricante D). En el análisis se utilizó el valor de atenuación de los materiales de agua, acrílico (sustituto de hueso trabecular) y teflón (sustituto de hueso cortical; Chemours) para una técnica de TC abdominal en adultos (120 kV, 240 mA, algoritmo de reconstrucción estándar). Las diferencias en el valor de atenuación entre todos los fabricantes se evaluaron mediante la prueba de Kruskal-Wallis seguida de una prueba post hoc para comparaciones por pares. 

Resultados principales: El valor medio de atenuación del agua osciló entre -0,3 y 2,7 ​​Unidades Hounsfield (UH), con diferencias muy significativas entre todos los fabricantes (p <0,001). Para el sustituto de hueso trabecular, las diferencias en los valores de atenuación entre todos los fabricantes también fueron muy significativas (p <0,001), con valores medios de 120,9 (DE, 3,5), 124,6 (3,3), 126,9 (4,4) y 123,9 (3,4) UH para los fabricantes A, B, C y D, respectivamente. Para el sustituto de hueso cortical, las diferencias en los valores de atenuación entre todos los fabricantes también fueron muy significativas (p <0,001), con valores medios de 939,0 (14,2), 874,3 (13,3), 897,6 (11,3) y 912,7 (13,4) HU para los fabricantes. A, B, C y D, respectivamente. 

Conclusión: los escáneres de TC hechos por diferentes fabricantes muestran compensaciones sistemáticas en la medición de atenuación cuando se comparan entre sí. El conocimiento de estas compensaciones es útil para optimizar la precisión del diagnóstico oportunista de la osteoporosis. 

Comentarios editoriales: Gracias por un trabajo útil. Los resultados ayudarán a prestar una mejor atención a los controles de calidad y pueden ayudar con respecto al trabajo de la osteoporosis durante el cribado oportunista mediante tomografías computarizadas. 

Mensaje para llevar a casa para el personal en entrenamiento: 

  • La tomografía computarizada de varias partes del cuerpo se puede utilizar para evaluar la osteoporosis. 
  • Los coeficientes de atenuación se utilizan para evaluar la osteoporosis. 
  • Existen diferencias en varias medidas de atenuación entre diferentes proveedores. El usuario debe ser consciente de estas variaciones, teniendo en cuenta las cifras de osteoporosis. 

 

TC de baja dosis de radiación en imágenes pélvicas: comparación de la calidad de la dosis y la imagen en relación con el valor clínico en un estudio con fantoma 

Carsten Hackenbroch, MD, Marius Feilhuber, MD, Daniel Halt, MD, Hans-Joachim Riesner, MD, Meinrad Beer, MD and Arthur Wunderlich, PhD 

American Journal of Roentgenology 

https://www.ajronline.org/doi/abs/10.2214/AJR.20.22907 

Antecedentes: con la radiografía convencional, otras estructuras óseas en la imagen pueden dificultar particularmente la evaluación de las partes dorsales del anillo pélvico. Las evaluaciones definitivas de la consolidación de la fractura o los dispositivos de fijación interna implantados que están comenzando a aflojarse son, por lo tanto, difíciles de realizar. Con la TC, el anillo pélvico dorsal se puede visualizar sin que las estructuras óseas subyacentes lo oculten. Sin embargo, la dosis de radiación asociada con la TC de dosis completa establecida es varias veces mayor que la dosis de incluso un examen radiográfico de tres vistas. En este estudio con fantoma, se comparan las mediciones de dosis, la calidad de imagen objetiva y subjetiva y los cálculos de la figurademérito (FOM) entre la radiografía convencional y el TC realizadas con y sin filtrado de estaño, para determinar la técnica de imagen óptima para los exámenes de la pelvis. (evaluando la consolidación y el control de la luxación) y así mejorar el manejo del paciente. 

Preguntas: ¿Se puede realizar una tomografía computarizada de la pelvis de baja dosis usando una dosis similar a la que se usa en un examen radiográfico estándar? ¿Tiene la TC mayor valor clínico que la radiografía debido a su mejor delimitación de estructuras complejas? 

Métodos: Para la comparación de dosis, se utilizó un fantoma antropomórfico con 20 dosímetros termoluminiscentes, dos escáneres de TC diferentes y tres dispositivos de radiografía convencional. Se realizaron siete protocolos de TC (incluida la filtración con estaño) y cuatro exámenes radiográficos diferentes. Se compararon entre las técnicas los cálculos de dosis, las evaluaciones objetivas y subjetivas de la calidad de la imagen y los cálculos de la figurademérito. Además, las imágenes obtenidas fueron evaluadas en un contexto clínico. Se determinó la correlación intraclase para los resultados subjetivos. 

Resultados principales: Los valores de dosis de los protocolos de TC de baja dosis probados, en particular los que utilizan la técnica de filtración con estaño, correspondieron o fueron solo ligeramente más altos que los valores de dosis de las imágenes radiográficas pélvicas convencionales obtenidas en tres vistas. Los exámenes de TC de dosis baja se calificaron como suficientes para el control de la consolidación y tuvieron un valor informativo que fue significativamente más alto que el de la radiografía convencional. El filtrado de estaño mostró los mejores resultados para la TC de dosis baja en términos de combinación de dosis y calidad de imagen clínicamente relevante. 

Conclusión: En este estudio con fantoma, la TC de dosis baja fue superior a la radiografía para visualizar y evaluar el anillo pélvico dorsal, con una exposición a la radiación sólo marginalmente mayor cuando se utilizaron los sistemas de TC de última generación. La filtración de estaño puede mejorar la calidad de la imagen, crear más reducciones de dosis o proporcionar ambos beneficios. 

Comentarios editoriales: Este trabajo destaca que, utilizando las nuevas técnicas de TC, la dosis de radiación no se aleja mucho de la radiografía convencional, al tiempo que mantiene las ventajas de las imágenes tridimensionales. Sin embargo, el costo y la disponibilidad del escáner son otras consideraciones importantes, y es probable que la rentabilidad mejore en el futuro para una mejor atención al paciente. 

Mensaje para llevar a casa para el personal en entrenamiento: 

  • La visualización del anillo pélvico dorsal requiere una alta dosis de radiación en la tomografía computarizada de rutina 
  • Una alternativa para la radiografía es la TC de baja dosis de radiación. 
  • La TC de baja dosis demuestra una capacidad superior de evaluación del anillo pélvico dorsal. 

 

Diferenciación de las metástasis vertebrales de los depósitos focales de médula hematopoyética en la resonancia magnética: valor agregado de la fracción de grasa de densidad de protones 

Yongjun Jung, MD, Seong Woo Jeon, MD, Kyu-Sung Kwack, MD, PhD, Jae Sung Yun, MD, Han-Dong Lee, M and Sunghoon Park, MD 

American Journal of Roentgenology  

https://www.ajronline.org/doi/abs/10.2214/AJR.19.22698 

Antecedentes: la hiperplasia hematopoyética profunda de la médula ósea puede producir una intensidad de señal igual o inferior a la del músculo en las imágenes ponderadas en T1, lo que dificulta su diferenciación de las lesiones malignas de la médula ósea. Además, la hiperplasia nodular focal de la médula roja, que representa un patrón extremo de hipertrofia focal de la médula ósea hematopoyética, puede mostrar captación en PET/CT, simulando metástasis ósea. La resonancia magnética por desplazamiento químico de agua y grasa es un método no invasivo emergente para evaluar la fracción de grasa de densidad de protones (PDFF, por su sigla en inglés – proton density fat fraction) que es un método de imagen cuantitativo prometedor para estimar la concentración de grasa de la médula ósea vertebral. Minimiza la influencia de los factores de confusión a través de un ángulo de giro bajo (para minimizar el sesgo de T1) y técnicas multieco para corregir la desintegración de T2 *, y se ha utilizado con un modelo de grasa de pico múltiple para cuantificar el PDFF. 

Preguntas: ¿Ayudará la fracción de grasa de densidad de protones (PDFF, por su sigla en inglés – proton density fat fraction) a diferenciar las metástasis vertebrales de los depósitos medulares hematopoyéticos focales? 

Diseño: Estudio retrospectivo 

Participantes: El estudio incluyó a 44 pacientes con 30 metástasis vertebrales y 14 depósitos medulares hematopoyéticos focales que se sometieron a resonancia magnética espinal. 

Criterios de exclusión: Multiplicidad; una lesión demasiado pequeña para colocar una región de interés (ROI, por su sigla en inglés – Region Of Interest) en un mapa de fracción grasa; una lesión acompañada de fracturas patológicas, destrucción cortical, masas epidurales o de tejidos blandos, o una combinación de cualquiera de estas razones; calidad de imagen insatisfactoria o la presencia de un artefacto; haber recibido quimioterapia o radioterapia antes de la resonancia magnética; o cualquier combinación de las razones antes mencionadas. 

Métodos: Los diagnósticos finales se basaron en la confirmación histológica, la resonancia magnética de seguimiento o la PET/TC. Dos radiólogos de musculoesquelético con 1 y 15 años de experiencia interpretaron de forma independiente ambos conjuntos de imágenes (es decir, imágenes de resonancia magnética convencional sola frente a imágenes de resonancia magnética convencional y PDFF combinadas). Usando una escala de 5 puntos, los lectores calificaron su confianza en la malignidad de las lesiones vertebrales. El rendimiento diagnóstico (AUC) de los dos conjuntos de imágenes se evaluó mediante análisis de curvas ROC. Las sensibilidades, especificidades y precisiones (para ambos conjuntos de imágenes) se compararon mediante la prueba de McNemar. Se calcularon los coeficientes Kappa para evaluar la concordancia entre observadores. 

Resultados principales: Ambos lectores mostraron un mejor rendimiento diagnóstico después de que se agregó PDFF (AUC, 0,840–0,912 y 0,805–0,895 para los lectores 1 y 2, respectivamente). Sin embargo, la adición de PDFF no mejoró significativamente la sensibilidad y especificidad de ninguno de los lectores (p> .05). La concordancia entre observadores mejoró significativamente de moderada (κ = 0,563) a excelente (κ = 0,947) después de que se añadió PDFF. 

Conclusión: La adición de PDFF a un protocolo de resonancia magnética convencional mejoró el rendimiento diagnóstico para diferenciar las metástasis vertebrales de los depósitos medulares hematopoyéticos focales, pero sin dar como resultado una mejora significativa en la sensibilidad y especificidad. 

Comentarios editoriales Las imágenes por desplazamiento químico son muy útiles para mejorar la precisión de la médula maligna frente a la hematopoyética con una mayor confianza del lector y este artículo destaca muy bien el valor de la evaluación cuantitativa de los dos procesos medulares que se encuentran comúnmente. 

Mensaje para llevar a casa para el personal en entrenamiento: 

  • La hiperplasia hematopoyética profunda de la médula ósea puede resultar confusa al evaluar las lesiones óseas malignas. 
  • Las imágenes de la fracción de grasa de densidad de protones (PDFF) de la columna ayudan a diferenciar la metástasis vertebral de la médula hematopoyética. 
  • El rendimiento diagnóstico mejora con la adición de PDFF, pero no mejora la sensibilidad y la especificidad. 

 

TC de cuerpo entero de baja dosis en mieloma múltiple (MM): valor diagnóstico de los patrones de atenuación medular apendicular 

Vassilis Koutoulidis, MD, Evangelos Terpos, MD, Ioanna Klapa, MD, George Cheliotis, MSc, Ioannis Ntanasis-Stathopoulos, MD, Andriani Boultadaki, MD, Maria Gavriatopoulou, MD, Efstathios Kastritis, MD, Meletios A. Dimopoulos, MD and Lia A. Moulopoulos, MD 

American Journal of Roentgenology 

https://www.ajronline.org/doi/abs/10.2214/AJR.20.23204?mobileUi=0 

Antecedentes: en comparación con las radiografías convencionales, la TC de baja dosis de cuerpo entero es mucho más sensible para la detección de osteolisis en pacientes con MM, requiere menos tiempo y causa mucho menos malestar, especialmente en pacientes que experimentan dolor como resultado de las lesiones osteolíticas, fracturas, pinzamiento de estructuras neurales o una combinación de los mismos. En espacios medulares espaciosos, como las cavidades medulares del esqueleto apendicular proximal, puede haber tejido blando hiperactivo, ya sea en forma de nódulos focales discretos o infiltración difusa. Se presume que tal hiperatenuación a menudo puede representar depósitos de mieloma, aunque es muy difícil probar esta hipótesis mediante biopsia. Las lesiones medulares periféricas se consideran positivas para mieloma por RM de cuerpo entero y PET/TC si cumplen con ciertos criterios como restricción a la difusión e hipermetabolismo, respectivamente. 

Preguntas: ¿Cuáles son los patrones de atenuación de la médula apendicular que se observan con la TC de cuerpo entero de dosis baja en pacientes con mieloma múltiple recién diagnosticado? ¿Cuál es el rendimiento diagnóstico de la TC de cuerpo entero en dosis bajas para detectar la infiltración medular difusa? 

Diseño: Estudio retrospectivo 

Participantes: Un total de 76 pacientes (edad media, 63,1 años; rango, 37-86 años), incluidos 42 hombres y 34 mujeres.

Criterios de inclusión: MM o SMM recién diagnosticado según los criterios estándar, imágenes con tomografía computarizada de baja dosis de cuerpo entero y resonancia magnética espinal en la evaluación inicial, y ambos exámenes por imágenes realizados con 21 días de diferencia entre sí y antes del inicio de cualquier tratamiento. 

Métodos: Las cavidades medulares de los fémures y húmero se evaluaron cualitativa y cuantitativamente en TC. Se registró la atenuación medular y la relación de desviación estándar para atenuación media para cada hueso largo. El patrón de afectación de la médula ósea en la resonancia magnética espinal se utilizó como referencia. La prueba de chi-cuadrado se utilizó para evaluar la relación entre el patrón de la cavidad medular apendicular basada en CT y el patrón de MRI, y se realizó un análisis ROC para evaluar la precisión diagnóstica de las mediciones de atenuación de CT para la diferenciación entre apendicular difusa y mixta basada en patrones de cavidad medular en TC. 

Resultados principales: La atenuación medular difirió significativamente entre los patrones mixtos, nodulares y difusos de la cavidad medular apendicular basados ​​en TC en los fémures y húmero. Para discriminar entre patrones de cavidad medular apendicular difusos y mixtos basados ​​en TC, los valores de atenuación de corte óptimos fueron 63 UH para los fémures y 52 UH para los húmero. Un total de 24 de 30 (80,0%) pacientes con un patrón de resonancia magnética difusa mostraron un patrón de cavidad medular apendicular difusa basada en TC en la TC de cuerpo entero de dosis baja, y todos los pacientes con un patrón de cavidad medular apendicular difusa basada en TC también mostraron un patrón difuso en la resonancia magnética. 

Conclusión: De acuerdo con el análisis de los patrones de atenuación de la médula periférica, la TC de cuerpo entero de dosis baja puede identificar a los pacientes con mieloma múltiple con afectación medular difusa. 

Comentarios editoriales: El aumento de la densidad medular sigue siendo un desafío en la TC de cuerpo entero para diferenciar la reconversión de la médula roja de la malignidad. Este trabajo es valioso y la TC de energía dual en el futuro puede avanzar más en el conocimiento en este dominio, ya que, las mediciones de atenuación, a menos que se corrijan con estudios con fantomas, pueden tener precisiones. La comparación con una resonancia magnética simultánea fue un punto fuerte del estudio. 

Mensaje para llevar a casa para el personal en entrenamiento: 

  • En comparación con las radiografías convencionales de todo el cuerpo, la TC de baja dosis de todo el cuerpo es más sensible para la detección de osteolisis en pacientes con mieloma múltiple. 
  • Los patrones medulares de atenuación en la TC de dosis baja de todo el cuerpo pueden ayudar a identificar la afectación medular difusa en pacientes con mieloma múltiple. 

 

Criterios de resonancia magnética para las lesiones meniscales en rampa de la rodilla en niños con desgarros del ligamento cruzado anterior 

Jie C. Nguyen, MD, MS, Joshua T. Bram, BS, J. Todd R. Lawrence, MD, PhD, Shijie Hong, BS, Tomasina M. Leska, BS, Theodore J. Ganley, MD and Victor Ho-Fung, MD 

American Journal of Roentgenology 

https://www.ajronline.org/doi/abs/10.2214/AJR.20.23389 

Antecedentes: las lesiones meniscales en rampa se han definido como desgarros periféricos verticales longitudinales del menisco medial que involucran el ligamento meniscocapsular posterior, el ligamento meniscotibial y/o la zona rojo-roja del cuerno posterior. 

Muchas series de casos que han incluido principalmente pacientes adultos demuestran que una variedad de hallazgos de resonancia magnética que incluyen separación meniscocapsular con o sin intensidad de señal similar al líquido, irregularidad periférica o un desgarro que involucra el cuerno posterior del menisco medial y edema de médula ósea de la meseta tibial posteromedial puede ser utilizado para identificar lesiones en rampa. El único informe publicado sobre niños con lesiones en rampa encontró que la resonancia magnética preoperatoria es un 23% sensible para identificar la lesión meniscocapsular. Además, los resultados de la resonancia magnética no se han comparado sistemáticamente entre niños con lesiones en rampa confirmadas artroscópicamente y aquellos con uniones meniscocapsulares intactas. 

La primera imagen muestra un desgarro meniscal longitudinal periférico lejano en una imagen sagital con supresión grasa ponderada en T2 en un niño de 18 años con una rodilla con ligamento cruzado anterior deficiente. La segunda imagen muestra una unión meniscocapsular normal en una niña de 17 años. La flecha apunta hacia un receso meniscocapsular normal. 

Preguntas: ¿Cuáles son los hallazgos de la resonancia magnética asociados con un diagnóstico artroscópico de lesión meniscal en rampa en niños con desgarro concomitante del ligamento cruzado anterior (LCA)? 

Diseño: Estudio retrospectivo 

Participantes: 85 niños que se sometieron a un examen de resonancia magnética preoperatoria y una reconstrucción primaria del LCA guiada por artroscopia entre el 1 de junio de 2017 y el 31 de diciembre de 2019. 

Criterios de exclusión: los pacientes fueron excluidos si las notas quirúrgicas no informaban explícitamente la integridad de la unión meniscocapsular posteromedial, si los pacientes se habían sometido a una reconstrucción previa del LCA o si los exámenes de resonancia magnética preoperatoria no se habían realizado dentro de los 120 días previos a la artroscopia. También se excluyeron los pacientes con deformidad sindrómica o postraumática, antecedentes de artropatía infecciosa o inflamatoria, edad mayor de 20 años o exámenes de resonancia magnética no diagnóstica incompletos o degradados por el movimiento. También se excluyeron los exámenes de resonancia magnética que no incluían al menos una secuencia de pulsos sensible a los fluidos en los planos de imagen tanto axial como sagital. 

Métodos: Cegados a los hallazgos artroscópicos, dos radiólogos revisaron todos los exámenes de resonancia magnética y llegaron a un consenso sobre la presencia o ausencia de derrame y varios hallazgos dentro de las articulaciones tibiofemorales medial y lateral. Se utilizaron las pruebas de chi-cuadrado, exacta de Fisher, t independiente y U de Mann-Whitney para comparar los resultados de la RM entre pacientes con y sin lesiones meniscales en rampa confirmadas artroscópicamente. 

Resultados: En la artroscopia, 35 niños tenían lesiones en rampa y 50 niños tenían uniones meniscocapsulares intactas. Las rodillas en las que se observó una lesión en rampa eran significativamente más propensas a tener hallazgos de resonancia magnética de desgarro del menisco medial, irregularidad periférica del menisco, aumento de señal en imágenes ponderadas en T2 de la unión y desgarro del ligamento meniscocapsular. No se encontraron diferencias significativas entre los niños con y sin lesiones en rampa con respecto a la presencia de derrame o un desgarro del menisco lateral, o la extensión del edema de la médula ósea de la meseta tibial medial y lateral. 

Conclusión: Los hallazgos de la resonancia magnética asociados con un diagnóstico artroscópico de lesión meniscal en rampa incluyen desgarro del menisco medial, irregularidad periférica del menisco, señal similar al líquido en la unión y desgarro del ligamento capsular. 

Comentarios editoriales: Gracias por su trabajo. Si bien estos hallazgos se han informado anteriormente en imágenes de resonancia magnética 2D, en nuestra experiencia, las imágenes 3D muestran muy bien la extensión de la lesión meniscocapsular y los desgarros meniscales. Utilizando imágenes de RM 3D isotrópicas reconstruidas en el plano axial del menisco, el lector también puede medir la longitud del desgarro del menisco, que puede subestimarse significativamente en las imágenes en 2D. 

Mensaje para llevar a casa para el personal en entrenamiento: 

  • Las lesiones en rampa están asociadas con lesiones del LCA. Se trata de desgarros meniscocapsulares que afectan al cuerno posterior del menisco medial. 
  • Las lesiones en rampa también se pueden observar en niños. 
  • Tenga cuidado con las lesiones en rampa en las rodillas que muestren lesiones asociadas: desgarro del menisco medial, irregularidad periférica del menisco y desgarro del ligamento capsular. 

 

Desarrollo de daño tisular estructural definido por resonancia magnética después de una lesión del ligamento cruzado anterior durante 5 años: el estudio KANON 

Frank W. Roemer , L. Stefan Lohmander, Martin Englund, Ali Guermazi, Anna Åkesson, Richard Frobell 

Radiology 

https://pubs.rsna.org/doi/full/10.1148/radiol.2021202954 

Antecedentes: la resonancia magnética se utiliza para evaluar los cambios estructurales de las articulaciones después de una lesión del ligamento cruzado anterior (LCA), pero no se dispone de datos a largo plazo para comparar diferentes enfoques de tratamiento. 

Pregunta: ¿Cuál es la frecuencia de daño del tejido estructural en las imágenes de resonancia magnética a los 2 y 5 años para una estrategia de tratamiento no quirúrgico versus quirúrgico en el estudio del ligamento cruzado anterior de rodilla, tratamiento no quirúrgico versus quirúrgico (KANON)? 

Diseño: análisis secundario de un ensayo prospectivo. 

Participantes: se incluyeron 119 participantes con una lesión aguda del LCA. Los participantes se inscribieron desde 2002 hasta 2006, el seguimiento de 2 años comenzó en 2008 y el seguimiento de 5 años comenzó en 2011. 

Métodos: Se realizó un examen de resonancia magnética de 1,5 T al inicio del estudio, y a los 2 y 5 años de seguimiento. Las imágenes por resonancia magnética se leyeron de acuerdo con un instrumento de puntuación validado. Se utilizaron pruebas de Kruskal-Wallis para evaluar si las frecuencias de daño estructural diferían entre los tres grupos tratados. 

Resultados principales: De 119 participantes, se evaluaron 91 hombres. A los 2 y 5 años de seguimiento, respectivamente, el 13% y el 13% de las rodillas mostraron daño cartilaginoso incidente en la articulación femorotibial medial, el 11% y el 17% de las rodillas mostraron daño cartilaginoso incidente en la articulación femorotibial lateral, y el 4% y el 8% de las rodillas presentó daño cartilaginoso incidente en la articulación patelofemoral. Se observó desarrollo de osteofitos en 23% y 29% de las rodillas en la articulación femorotibial medial, en 36% y 43% de las rodillas en la articulación femorotibial lateral y en 35% y 37% de las rodillas en la articulación patelofemoral. No se encontraron diferencias importantes entre los grupos en cuanto a daño incidente o empeoramiento del cartílago, lesiones de la médula ósea y osteofitos a los 2 o 5 años. El grupo de rehabilitación solo mostró menos sinovitis de Hoffa a los 2 años (p = 0,02) y 5 años (p = 0,008). 

Conclusión: Los adultos jóvenes con lesión del ligamento cruzado anterior no mostraron diferencias importantes en la frecuencia de daño del tejido estructural en las imágenes de resonancia magnética a los 2 y 5 años, independientemente del tratamiento. Sin embargo, el grupo de solo rehabilitación tuvo menos inflamación a los 2 y 5 años. 

Comentarios editoriales: Gracias por un trabajo interesante. El seguimiento parece ser de corto a mediano plazo, pero no obstante, es un buen trabajo demostrar que la reconstrucción del LCA puede preservar la integridad del cartílago de la rodilla. 

Mensaje para llevar a casa para el personal en entrenamiento: 

  • Las lesiones del LCA conducen a anomalías de los tejidos blandos de la rodilla con el tiempo. 
  • En los pacientes con lesiones posteriores al LCA, se debe prestar especial atención a la apariencia del cartílago en el compartimento patelofemoral y las áreas de soporte de peso, y también se debe evaluar la sinovitis y el edema del cojinete graso. 

 

TC sintética basada en RM en la detección de lesiones estructurales en pacientes con sospecha de sacroilitis: comparación con RM 

Lennart B. O. Jans, Min Chen, Dirk Elewaut, Filip Van den Bosch, Philippe Carron, Peggy Jacques,Ruth Wittoek, Jacob L. Jaremko, Nele Herregods 

Radiology 

https://pubs.rsna.org/doi/pdf/10.1148/radiol.2020201537 

Antecedentes: la evaluación de lesiones estructurales en las articulaciones sacroilíacas (SI) puede mejorar la precisión para el diagnóstico de espondiloartritis. Sin embargo, las lesiones estructurales, como las erosiones, son difíciles de evaluar en las resonancias magnéticas ponderadas en T1 de rutina. La tomografía computarizada sintética basada en resonancia magnética (TCs) es una tecnología basada en el aprendizaje profundo, que realiza un mapeo de resonancia magnética tridimensional (3D) a tomografía computarizada y genera imágenes similares a las de una tomografía computarizada a partir de una secuencia axial de eco de gradiente múltiple (T1MGE) 3D con radiofrecuencia ponderada en T1. 

Preguntas: ¿Cuál es el rendimiento diagnóstico de la TC sintética (TCs) basada en RM en la representación de erosiones, esclerosis y anquilosis de las articulaciones SI en comparación con la RM ponderada en T1, con la TC como estándar de referencia? 

Diseño: Estudio prospectivo realizado desde febrero de 2019 hasta noviembre de 2019. 

Participantes: Se incluyeron treinta participantes (16 hombres, 14 mujeres; edad media, 40 años ± 10 [desviación estándar]). 

Criterios de exclusión: Los criterios de exclusión fueron embarazo, implantes metálicos, contraindicaciones para la resonancia magnética y no completar el examen de imagen. 

Métodos: Los adultos fueron remitidos desde una consulta externa de reumatología de un hospital terciario con sospecha clínica de sacroilitis inflamatoria. La resonancia magnética y la tomografía computarizada de las articulaciones SI se realizaron el mismo día. Las imágenes de TCs se generaron a partir de exploraciones de resonancia magnética utilizando un método de síntesis de imágenes basado en aprendizaje profundo disponible comercialmente. Dos lectores registraron de forma independiente si las lesiones estructurales (erosiones, esclerosis y anquilosis) estaban presentes en las imágenes de resonancia magnética ponderada en T1, TCs y TC en diferentes sesiones de lectura, con los lectores cegados a la información clínica y otras imágenes. El rendimiento diagnóstico de la TCs y las resonancias magnéticas ponderadas en T1 se analizaron utilizando modelos de ecuaciones de estimación generalizadas, con los resultados de consenso de la TC como estándar de referencia. 

Resultados principales: La precisión diagnóstica de la TCs fue mayor que la de la RM ponderada en T1 para la erosión, la esclerosis y la anquilosis. Con TCs, se mejoraron, la especificidad para la detección de erosión y la sensibilidad para la detección de esclerosis y anquilosis. 

Conclusión: Con la TC como estándar de referencia, la TC sintética de las articulaciones sacroilíacas tiene un mejor rendimiento diagnóstico en la detección de lesiones estructurales en individuos con sospecha de sacroilitis en comparación con la RM de rutina ponderada en T1. 

Comentarios editoriales: Gracias por un trabajo novedoso. Valida la creciente utilidad de la TC sintética. Si bien las erosiones pueden establecer o ayudar al diagnóstico de espondiloartritis axial, aún se debe buscar edema de médula ósea o realce para identificar la actividad de la enfermedad para el manejo adecuado del paciente. 

Mensaje para llevar a casa para el personal en entrenamiento: 

  • Los cambios estructurales (erosiones) identificados en las articulaciones sacroilíacas son un componente importante en el diagnóstico de sospecha de sacroilitis 
  • La TC sintética reconstruida a partir de imágenes de resonancia magnética mejora el diagnóstico de erosiones estructurales en las articulaciones sacroilíacas en pacientes con sacroilitis. 

 

Lesiones del ligamento colateral cubital de la primera articulación metacarpofalángica: prevalencia de lesiones asociadas en radiografías y resonancias magnéticas 

Sebastian Manneck,  Filippo Del Grande &  Anna Hirschmann 

Skeletal Radiology 

https://link.springer.com/article/10.1007%2Fs00256-020-03575-w 

Antecedentes: el ligamento colateral cubital (LCC) es el estabilizador principal de la primera articulación metacarpofalángica (MCF) durante el estrés en valgo. Las lesiones del LCC suelen ocurrir como resultado de una hiperabducción. Los desgarros del LCC ocurren con mayor frecuencia en la inserción distal y el muñón puede desplazarse. Se recomienda la terapia quirúrgica si el desplazamiento es superior a 3 mm y se requiere si el desplazamiento es proximal a la aponeurosis del aductor, también conocida como lesión de Stener. Una lesión mal diagnosticada o tratada incorrectamente puede resultar en inestabilidad articular, dando lugar discapacidad y dolor significativos, y puede provocar una osteoartritis temprana de la primera articulación MCF. Los ligamentos palmares de la primera articulación MCF refuerzan la cápsula palmar en la profundidad del tendón flexor. Tres componentes comprenden los ligamentos palmares: los ligamentos cruzados cubital y radial, los ligamentos falangicoglenoideos cubital y radial y las fibras transversales intersesamoideos; esta última también se conoce como placa palmar. 

La flecha blanca en la imagen (a) apunta a la lesión de Stener el muñón distal luxado que se retrae en sentido proximal y se envuelve alrededor de la aponeurosis del aductor del pulgar (apariencia de yo-yo en la cuerda). La imagen sagital muestra una ruptura completa concomitante de los ligamentos cruzados, laterales (flecha negra) y los ligamentos falangicoglenoideos (flecha blanca). 

Preguntas: Después de lesiones agudas del ligamento colateral cubital (LCC), ¿cuál es la prevalencia de hallazgos asociados en la primera articulación metacarpofalángica en radiografías y resonancias magnéticas? 

Diseño: Estudio retrospectivo 

Criterios de inclusión: En este estudio se incluyeron pacientes con evidencia de esguince o ruptura del LCC en las imágenes de RM, un intervalo de tiempo de hasta 6 semanas entre las radiografías y la RM, y las imágenes dentro de los 2 meses del trauma. 

Criterios de exclusión: Se excluyeron tres pacientes por las siguientes razones: dos por tener un intervalo de tiempo de más de 2 meses entre la imagen y el trauma, y ​​uno por una calidad de imagen insuficiente en la resonancia magnética. 

Participantes: 25 pacientes con lesión de LCC en resonancia magnética. 

Métodos: La presencia de lesiones asociadas a los ligamentos palmares, (ligamentos laterales y falangicoglenoideos, y placa palmar) fue evaluada en radiografías y resonancia magnética de forma independiente por dos radiólogos musculoesqueléticos. Se utilizó la prueba de rangos con signo de Wilcoxon para comparar las frecuencias de lesiones entre ambas modalidades (p <0,05). Se calculó la variabilidad entre lectores. 

Resultados principales: Los desgarros completos del LCC (48%/60%, lector 1/2) fueron más comunes que los desgarros parciales (24%/16%) en la resonancia magnética. La luxación del LCC ≥ 3 mm se detectó en el 40%/56% en la resonancia magnética. Las fracturas por avulsión del LCC se observaron con más frecuencia en la resonancia magnética (28%) en comparación con las radiografías (12%) para el lector 1. Las lesiones por avulsión asociadas del ligamento falangicoglenoideo fueron evidentes en un 12%/8% en las radiografías y en un 80%/76% en la resonancia magnética. Casi todos los pacientes (100%/79%) con un desgarro del LCC y luxación mostraron una lesión concomitante del ligamento palmar; e incluso dos tercios (66%/72%) de los desgarros del LCC sin luxación tenían una lesión en los ligamentos palmares. La concordancia entre lectores fue de moderada a excelente (κ = 0,60-1,0). 

Conclusión: los desgarros del LCC a menudo se asocian con lesiones del ligamento palmar, incluso en grados menores de una lesión del LCC. 

Comentarios editoriales: Gracias por el interesante trabajo. Sería más interesante en el futuro correlacionar tales lesiones con la mala alineación de las articulaciones, el desarrollo de la lesión de Stener, los hallazgos quirúrgicos o su impacto en los resultados del paciente. 

Mensaje para llevar a casa para el personal en entrenamiento: 

  • El ligamento colateral cubital es el estabilizador principal de la fuerza en valgo en la primera articulación metacarpofalángica. 
  • Un grupo complejo de ligamentos palmares mantiene la estabilidad de los ligamentos, colateral cubital, cruzados y falangicoglenoideos, y ligamentos de la placa palmar. 
  • Las lesiones del ligamento colateral cubital también involucran los ligamentos del complejo palmar, así que evalúe el complejo palmar.
References
  • Share